VERSION MICROSOFT WORD.Documento en formato de Libro ElectrónicoVERSION ACROBAT READER.



CONSTITUCIÓN DE SALTA Y JUJUY

9 de agosto de 1821

Reunidos en la Sala Capitular de esta benemérita ciudad de Salta En nueve días del mes de Agosto de mil ochocientos veintiún años: Los Ciudadanos Comisionados, por esta y las otras Ciudades [testado: de la] y Pueblos de La Provincia para proceder con plenitud de facultades al nombramiento de un Gobernador propietario, prescribirle reglas que den á su Gobierno una marcha conforme a Los intereses y derechos de sus Comitentes, Nombrar diputados que los represente en el Congreso Nacional, y disponer cuánto de mas creyeren conveniente a su bien y felicidad; para dar el debido lleno a las funciones de que se hallan encargados; después de las más serias reflexiones, examen y discusión; y previamente a los nombramientos mencionados. Establecieron y Decretaron todo lo que sigue.

1º. Que todos los actos que proceden, reglas que prescriben, y disposiciones que según ellas se tomen, quedan enteramente sujetas a la aprobación, reforma y variaciones que el Congreso Nacional quisiera re practicar.

2º. Que la plenitud de autoridad de la Provincia, residente ahora en la reunión de 105 Diputados de ella, residirá en lo sucesivo en una junta permanente que esta creare.

3º. Que á la representación Provincial corresponden las atribuciones siguientes:

1ª. Vigilar el cumplimiento de las presentes reglas y las Establecidas por él último congreso en el Reglamento Provisorio y Constitución del Estado, en todo lo que fueren adaptables para el régimen de esta Provincia y celar especialmente el lleno de ellas en cuanto a los Derechos de seguridad; propiedad y demás que en uno y otro se expresan como los primeros del hombre.

2ª..Declarar las dudas que ocurrieren relativas a la inteligencia de estas reglas; y la adaptabilidad ,o no de las del Reglamento, y Constitución.

3ª. Declarar el cese del Gobernante, y Asesor Secretario que deberá tener conforme á lo prevenido en el Reglamento provisorio en los casos que a juicio de la Junta se les justifique incursos en alguno de los crímenes de traición, infracción de la Constitución, Leyes establecidas por esta representación, malversación de los fondos públicos, concusión, o otros que merezcan pena de muerte o infamia según las Leyes.

4ª. Recibir empréstitos sobre los fondos públicos en los casos que lo exija la necesidad publica; y decretar contribuciones sobre toda propiedad indistintamente, que como el resto de los Ciudadanos, satisfarán también el Gobernador, miembros del Cuerpo representativo demás empleados rentados, sin perjuicio de los descuentos que por Ley deben hacerse de sus sueldos.

5ª. Hacer comparecer al Asesor Secretario de Gobierno, y todo otro individuo dependiente de este, sin excepción de los Ministros de Hacienda y otros empleados del fuero civil y militar, para pedir informes y hacer las inquisiciones que juzgare convenientes.

6ª. Nombrar un Gobernante interino ó sustituto en los casos de ausencia, enfermedad, renuncia o muerte del que obtuviere este cargo, debiendo en caso de vacante convocar la representación plena de la Provincia para la Elección del propietario.

7ª. Prestar su consentimiento, o expresar su disenso para la ratificación de los tratados y convenios que el Gobernador celebrase; con arreglo al Articulo 15; Cesión 3ª Capítulo 1º del Reglamento provisorio, y Articulo 73, Capítulo 3º de la Constitución.

8ª. Hacer cumplir los contratos de este con alguno o algunos de lo Ciudadanos de la Provincia o de otras de la Unión, y de fuera de ellas en caso de reclamos al efecto.

9ª. Reglar el Comercio interior y exterior de la Provincia.

10ª. Celar la legitimidad de la moneda, pesas y medidas.

11ª. Proveer los medios necesarios para la formación de Establecimientos de educación y demás que creyere convenientes.

12ª. Premiar los Jefes militares, civiles y Eclesiástico, igualmente que a todo Ciudadano en caso de distinguidos servicios contra las facciones a favor del orden, observancia de las, Leyes, y otros objetos laudables. Con Escudos, Medallas, Distinciones, y otros medios que Decretare, sin perjuicio los que el Gobernador puede conceder por razón de su empleo u facultades que le son anexas.

13ª. Tendrá por último todas las atribuciones designadas al Soberano Congreso en la Constitución y reglamento que fuesen adaptables a nuestras circunstancias y situación.

4º. Que la representación Provincial se reunirá dos veces al menos a la semana para llenar los objetos de su Establecimiento y sus miembros no podrán en ningún tiempo ser reconvenidos ni molestados por sus votos y opiniones.

5º. Que el Gobernador Electo ejercerá el Poder Ejecutivo de esta Provincia por el tiempo de dos años con el mismo sueldo y honores que los anteriores sin que puedan ser reelecto hasta pasados otros dos del cese en su destino.

6º. Que al ingreso en su cargo, leída que le fuere la presente Acta, prestará el Juramento siguiente.

"Yo N. Juro a Dios nuestro Señor y prometo a la Patria defender y proteger la Religión Santa Católica, Apostólica Romana, celando su respeto y observancia: llenar mi deber con sujeción a las reglas que me han sido prescriptas: Defender la independencia de la Nación y sostener los Derechos de la Provincia contra toda agresión enemiga; y que sin contradicción ni resistencia cesaré en el mando luego que el Cuerpo representativo de ella así lo hubiese decretado en los casos. y en el modo que previenen las citadas reglas. Si así lo hiciere, Dios me ayude, y sino, el y la Patria me lo demanden.

7º. Que las facultades y límites de autoridad del Gobernador serán las que se designan en el reglamento Provisorio al Director del Estado, y le fueren adaptables.

8º. En los casos, sin embargo, de un peligro inmediato de invasión, insurrección, traición o tumulto, obrará con plenitud de facultades, y sin mas requisito que dar inmediatamente cuenta instruida del peligro al cuerpo representativo, para que en su vista tenga conocimiento, y si las circunstancias lo permitieren declare la realidad de! riesgo y completa autorización del Gobernante, quien cesando aquel dará razón exacta de todo lo obrado para precaberlo alejarlo o destruirlo.

9º. No podrá el Poder ejecutivo levantar Tropas a sueldo en esta Plaza y demás de la Provincia, sino en el número que le designe la Representación Provincial con audiencia de aquel.

10º. No podrá así mismo tener más guardia o Escolta que aquella que le designe la Ordenanza.

11º. Todo cuanto en los artículos anteriores se haya prohibido mandado o ampliado al Gobernador Intendente de la Provincia en el Territorio de ella, se entenderá también con sus Tenientes Gobernadores en sus respectivos distritos en cuanto sea adaptable á su(s) oficios y empleos.

12º. Cuarenta días antes de terminar los dos años que debe durar en su empleo el Gobernador Intendente, según queda sancionado, dará aviso al cuerpo representativo para que convoque la Provincia á la nueva Elección del que haya de subrogarle; y por su defecto al Ilustre Ayuntamiento en que depositará el mando concluido al Término expresado; si por alguna circunstancia no se reuniese la representación plena que es necesaria.

13º..Que el Gobernador Intendente lleve a debido efecto las Leyes y Reglamentos que ordenan se paguen los derechos de los efectos comerciables en la Plaza consumidora.

14º. La Administración de justicia seguirá los mismos principios, orden y método que hasta aquí con solas las variaciones siguientes.

1ª. Que el juzgado de Alzadas, solo se ejercerá en los casos que le designa el Reglamento provisorio y tendrá de dotación solamente mil pesos por ahora.

2ª. Se instalará una Cámara Provisional de apelaciones compuesta del Secretario de la junta Provincial permanente, y de dos Letrados Secretarios Asesores que tendrá el Gobernador de la Provincia, uno para la dirección del Ramo de Hacienda, y otro para los restantes ramos inclusa la Auditoria de guerra dotados, el con mil doscientos pesos sobre los fondos del Estado, inclusive los cuatrocientos pesos para los gastos de Secretaria que señala el último Reglamento de la Asamblea General Constituyente, el que subsistirá en todo lo que no estuviese en oposición con estos artículos; y el primero con ochocientos pesos inclusive los doscientos pesos aplicados por dicho Código a los fines que prescribe.

3ª. Esta Cámara conocerá en todos los casos que le designa el Reglamento a la de Buenos Aires aunque la cantidad litigiosa no llegue a mil pesos.

4ª. En los recursos de segunda suplicación, nulidad e injusticia notoria, la Cámara de Alzadas, terminada la sustanciación del grado, dará cuenta con autos al Cuerpo representativo para que en consecuencia nombre una Comisión de tres Letrados que determinen el negocio, señalándoles en este caso el correspondiente Honorario pagadero por la parte suplicante.

5ª. En iguales recursos de las causas cuyo conocimiento corresponde al Gobernador Intendente, conocerá y resolverá la Junta permanente después de substanciado el grado ante el Gobernador y Cámara de apelaciones.

6ª. Cuando por impedimento o escasez de Letrados en esta Provincia no pudiese formarse de entre ellos la comisión indicada para el caso de segunda suplica, el Cuerpo representativo remitirá los autos a dos o más Letrados de las Provincias inmediatas para su vista y resolución a costa del suplicante.

7ª. Los recursos de fuerza inferida por los Jueces Eclesiásticos se llevarán al Gobernador de Provincia, y este en caso de retención así en ellos como en las causas militares, de Hacienda y demás de que puede conocer según el Reglamento Provisorio, hará lugar a suplica, procediendo en ella asociado de la Cámara de Alzadas.

8ª. Todos los asuntos en que las sentencias de los Juzgados inferiores necesitaban confirmación de la Cámara territorial, la recibirán de esta Cámara de Alzadas, aun en los casos de que habla el Articulo 12, Capitulo 3, Cesión 4ª del citado Reglamento.

9ª. En los casos de recusación del Juez de Alzadas ante la Cámara de Apelaciones se propondrán las causales, y sin intervención de aquel, tomará conocimiento y resolverá si ha lugar o no a su separación: En los de recusación del Gobernador Intendente, resolverá la Junta permanente.

10ª. Lo dispuesto en el artículo anterior con respecto al Juez de Alzadas, se entenderá también, cuando alguno de los Ministros de la Cámara fuere recusado.

11ª. El Gobernador nombrará alguno de los Letrados rentados para que despache el Juzgado de Alzadas cuando el que lo ejerce estuviere impedido, pagándole este el honorario si es culpable en el impedimento, y no siendo no percibirá derechos ni gratificación alguna.

15º. Todos los individuos de la Provincia podrán expresar libremente sus opiniones y ejercer el Poder censorio por medio de la prensa, sin que se les pueda perseguir ni molestar por ello mientras se arreglen al decreto de libertad de Imprenta de 26 de Octubre de 1811, y que previamente no hubiese declarado el crimen la junta protectora que por el citado Decreto debe nombrarse en las Provincias de la unión.

Establecidas las anteriores Declaraciones, y protestando nuevamente los Señores representantes que ellas sólo regirían mientras el Congreso Nacional dicte otras en su lugar, ordenaron se diese principio a la Elección de Gobernador Intendente, que nombrado que sea llegado el caso de recibirse, prestará ante esta honorable Junta el debido Juramento por la fórmula inserta en las presentes ordenanzas, recordándole la situación lastimosa de su Patria en medio de los horrores de la anarquía y despotismo, bajo los innegables principios siguientes. Se engaña el Jefe que calcula perpetuarse en el mando, desquiciando autoridades superiores, fomentando facciones, Inspirando Terror, desembolsando la fiera multitud. Un día llega siempre en que la Justicia se irrita y despedaza al Tirano; mientras un Jefe que marcha por la senda del deber, impone un Yugo que hacen suave la gratitud al bien, la consideración al mérito y el respeto a un padre; pues lo es quien manda, según la Ley. Con lo cual quedó concluido el acto que lo firmaron dichos Señores por ante mi de que certifico. Facundo de Zuviría.

Nota. En este estado se mandó agregar el Artículo entrerrenglonado que dice así: Que el Gobernador Intendente lleve a debido efecto las Leyes y Ordenanzas que ordenan se paguen los derechos comerciables en la plaza consumidora. Francisco Fernández Maldonado, secretario.


VOLVER a página de Constituciones

subir